Prohibido consumo de agua alcalina de la marca Real Water, por producir enfermedad hepática

En los últimos días la Administración de alimentos y medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), dio un comunicado donde advierte y desaprueba el consumo de agua alcalina de la marca Real Water, luego de que cinco niños tuvieran que ser hospitalizados por enfermedad hepática horas después de consumir el producto. La marca de agua cuenta con su sede y distribución en las Vegas, Nevada, por lo que las autoridades del distrito de salud del sur del estado notificaron a todos consumidores, restaurantes y mercados que no se debe de utilizar el producto para consumo o cocinar, así como su vente y distribución.

Tras el anuncio por parte de autoridades de la FDA, se inició una investigación para analizar los cinco casos de hepatitis aguda no viral, a fin de evitar la continuación de un episodio de insuficiencia hepática iniciado en Noviembre del año 2020. Luego de recopilar información, el equipo de investigadores estableció en su último reporte que la preferencia y consumo del agua alcalina de la marca Real Water, era la única conexión existente con los afectados lo que la convierte en la principal fuente de sospechas.

Tanto fue el impacto y preocupación por la situación, que el mismo presidente de la compañía, Brent  Jones, pidió a su clientela y consumidores que dejaran que vender y adquirir el producto hasta solucionar la problemática, alegando que su objetivo es trabajar arduamente con la FDA para llegar obtener una respuesta rápido.

Los cinco niños afectados fueron trasladados al hospital más cercano para ser hospitalizados inmediatamente con constante supervisión durante las primeras 48 horas, sin embargo, todos lograron recuperarse satisfactoriamente y recibieron el alta médica permitiendo el regreso a sus hogares. Todos los niños provenían de casas diferentes, alejadas entre sí, y su única relación era el consumo del mencionado producto.

Otro reporte informa que se están analizando a otros seis pacientes, tres niños y tres adultos, que presentaron síntomas menos graves como mareos, pérdida de apetito y vómitos, tiempo después de consumir el producto. Hasta los momentos aún se está a la espera de un veredicto por parte de la FDA que determine si la marca vuelve a ser acta para el consumo.