Proyecto de ley en Colombia prohibirá el castigo físico a menores de edad

El congreso de la República de Colombia ha discutido en su último debate una reforma par el artículo 262 del Código Civil Colombiano que se enfoca en el cuidado y educación de los hijos. Este artículo dicta que los padres o personas encargadas del cuidado personal de los menores poseen la facultad de sancionarlos de forma moderada para corregirlos, ley que permite los castigos físicos como “las palmadas” y “los chanclazos” o “correazos”.

En la modificación del artículo 262 Colombia se pondría al día con sus obligaciones respecto a la Convención de los Derechos del Niño, según expone la Secretaria Ejecutiva de la Alianza por la Niñez Colombiana. Asimismo, se fomenta la elaboración de una estrategia nacional pedagógica que oriente a las familias y se apoye en el acompañamiento psicológico para que todos los colombianos cuenten con herramientas para formar a sus hijos y corregirlos.

Por otra parte, han aclarado que este proyecto respeta la autonomía que cada familia tiene para tomar sus decisiones de crianza en cuanto a sus creencias, cultura, religión o rutinas; se les recuerda a los colombianos que todos esos aspectos se encuentran protegidos por lo constitución y que el único aspecto a modificar es una restricción para las violencia al hacer correcciones y aplicar enseñanzas a los menores. Estas autoridades han señalado consecuencias relevantes del castigo físico en relación a la delincuencia juvenil y la pérdida de amor propio.

Sin embargo, existe una postura contraria en cuanto a esta propuesta, el senador John Milton Díaz ha expresado que aunque cuentan con una buena intención, en términos de libertades se encuentran en terrenos que el Estado no debería invadir y que para estos objetivos ya existen organizaciones como la Red Familia Colombia y mecanismos expuestos en el Código de Infancia y Adolescencia que se encuentra en plena vigencia.